La inesperada negativa de Pamela Anderson a una causa mundial

Si bien ya son varias las celebridades que aceptaron el desafío del Ice Bucket Challenge, que consiste en arrojarse encima un balde con agua helada para concientizar sobre la esclerosis lateral amiotrófica (ALS por sus siglas en inglés), Pamela Anderson no aceptó la propuesta para mojar su escultural cuerpo.

En un posteo publicado en su cuenta de Facebook el 20 de agosto pasado, la artista canadiense de 47 años dijo que le gustaría “desafiar a ALS para detener los ensayos con animales”.

La rubia explicó además que los experimentos realizados en animales para encontrar una cura para esclerosis lateral amiotrófica (también conocida como enfermedad de Lou Gehrig) en los seres humanos han sido infructuosos, y animó a sus fans a “apoyar donaciones a organizaciones benéficas que nunca perjudiquen animales, y que dediquen su tiempo y recursos en avanzadas y prometedoras curas humanas”.

Anderson es una famosa activista por los derechos de los animales, y en 2010 fue nombrada Personaje del Año por parte de la organización Gente para el Tratamiento Ético de los Animales (PETA por sus siglas en inglés).

A pesar de que la campaña para luchar contra la enfermedad recibió un tremendo apoyo por parte de Hollywood,Anderson no fue la única celebridad en mostrarse públicamente en contra de la tendencia de moda, según publicaThe Huffington Post.

Su colega estadounidense Zachary Quinto también optó por salirse del desafío, y justificó su decisión afirmando que “la sequía en California y los países en desarrollo tienen una desesperada necesidad de agua potable”.

Hasta el jueves 21 de agosto pasado, la Asociación ALS ya había recibido 41.800.000 dólares en donaciones, según se aseguraba en su sitio web oficial.

Si usted desea donar y ayudar a difundir la conciencia sobre la esclerosis lateral amiotrófica, puede visitar la página de Internet www.alsa.org